Mi estilo

La fotografía de bodas ha cambiado mucho en los últimos años, convirtiéndose en una de las disciplinas fotográficas más innovadoras y creativas, existiendo numerosas tendencias en la actualidad.

Como fotógrafo de bodas busco la máxima naturalidad posible, momentos espontáneos y reales. No busco retratos clásicos sino fotografías de momentos, de emociones y detalles. Vosotros no debéis estar pendientes de mi cámara, sino que seré yo el que estaré pendiente de vosotros y vuestros invitados, para captar todos los instantes únicos que surjan.

Me baso en el fotoperiodismo, para crear así un reportaje de boda que documente y refleje todo lo sucedido en ese día, es decir, busco contar una historia.

Además, gracias a mi experiencia en otros campos de la fotografía profesional, puedo aportar una visión diferente como fotografías más publicitarias o incluso otras más artísticas o cinematográficas.

Trabajo siempre que puedo con la luz natural, centrando la atención en los protagonistas de cada imagen, una vez seréis vosotros, otra vez será algún invitado o algún detalle inadvertido para la mayoría. De esa forma consigo abstraer y conducir la mirada hacia donde realmente me interesa.

El procesado de las fotografías también es importante, porque ayuda a completar el ciclo creativo del reportaje de boda. Las fotografías más importantes irán retocadas de forma especial, con algún sutil blanco y negro en unas ocasiones, o un blanco y negro más contrastado en otras, algún virado de color para crear una atmósfera especial…